Alcaldía de Concepción no recibirá planta de agua de FPS

El Gobierno municipal de Concepción ratificó hoy que no firmará el acta de entrega definitiva de la nueva planta de tratamiento de agua potable, mientras el Fondo de Inversión Productiva y Social, (FPS), no devuelva el 30 por ciento del monto de la multa y ejecución de la boleta de garantía que se le hizo a la empresa constructora que no cumplió el contrato.
El alcalde Mauricio Viera, informó que del monto total Bs. 1.219.470 de la póliza ejecutada a la firma Rodríguez-Rivadineira, por incumplimiento de contrato, Bs.365.841 le corresponde a Concepción, por el aporte local del 30 por ciento al proyecto.
‘No vamos a recibir una obra que no esté en funcionamiento. Exigimos que los recursos que han sido recuperados por el PFS a la primera empresa, que no cumplió el contrato, se nos devuelva para que subsanemos las deficiencias que hay’, explicó Viera.
El nuevo sistema de agua de Concepción, que demandó una inversión de Bs. 4.516.556 financiados por el Estado y una contraparte municipal del 30 por ciento, tiene varias observaciones en su estructura, entre ellas la calidad de la tubería, la capacidad de la bomba y hasta la ubicación del tablero y los motores.
El burgomaestre, dijo que una cláusula del convenio firmado entre el FPS y la empresa, establece que los montos provenientes de la aplicación de multas o ejecución de garantías por incumplimiento, que corresponde al aporte local, podrán ser utilizados en el mismo proyecto.
‘Está claro, esos recursos nos corresponden. Lo demás que vuelva al Tesoro General de la Nación. No exigimos nada que no sea legal. Concepción pagó el 30 por ciento de la obra y ese porcentaje de la ejecución de la garantía debe volver’, indicó.
Viera, dijo, sin embargo, que el proyecto empezó mal en 2018, porque fue licitado en Bs. 6.775.012 y la empresa se adjudicó en Bs 4.516.556, dos millones menos, sin que estén claras las especificaciones.
Y lo que es peor, la Planta, no abastece por sí sola a toda la población, debe tener apoyo de la antigua bomba para alcanzar especialmente a las zonas altas, duplicándose en costo de generación.
El asesor jurídico Luis Zambrana, indicó que además de no recepcionar la obra e iniciar acciones legales, se hará representaciones ante el Ministerio de Medio Ambiente y el ente financiador para hacer conocer la situación.
Por su parte, el representante del Control Social, Rubén Sánchez, le pidió al alcalde utilizar todos los mecanismos necesarios para encontrar una solución y establecer responsabilidades, por una posible mala fiscalización en su momento.
Mientras tanto, la nueva planta de tratamiento, es operada provisionalmente por la Cooperativa de Agua de Concepción (Cosepco), para no dejar sin líquido elemento a la población.
%d bloggers like this:

Mega Сайт Площадка