En este momento estás viendo Devotos del Divino Niño impulsan la construcción de un Campanario en su Santuario
Devotos del Divino Niño impulsan la construcción de un Campanario en su Santuario
Gran parte de la madera que se utilizará en la construcción del Campanario en el Santuario del Divino Niño, llegó hasta dicho lugar, para continuar con el proceso de tratamiento con químicos especiales, curado y secado en sombra, para su posterior tallado, etapa que dura 6 meses, cumpliendo con lo planificado en el proyecto.
La llegada de los primeros 16 horcones de madera Cuchi, cuyas medidas son de 5,5 metros de largo por 35 centímetros de diámetro en la punta, llenaron de alegría a los impulsores de la obra, quienes de forma voluntaria vienen trabajando para hacer realidad ese objetivo.
Se esperará una segunda entrega hasta el 10 de septiembre, de acuerdo al contrato, consistente en otros 16 horcones de madera Cuchi, de 3,5 metros de largo por 35 centímetros de diámetro.
Paso a paso se avanza en la concreción del proyecto, con las donaciones de devotos, rifas, bazares, ventas de salteñas y refrescos, actividades que permiten financiar los anhelos de este grupo de devotos.
La madera se la extrajo y acopió de un manejo forestal ubicado en la TCO-Turubó Este, cumpliendo con los procedimientos legales. En dicho lugar fueron lampinados, para ser transportados hasta el lugar donde se levantarán de forma vertical.
El tratamiento de la madera, que incluye secado y posterior tallado, se lo realizará a pocos metros de la construcción, para mayor comodidad de quienes estarán a cargo de la ejecución de la obra.
La torre medirá 15 metros de altura, la misma que tendrá un mirador en la cima para observar la belleza natural que rodea a San José de Chiquitos y con campanas que permitan llamar a la feligresía a la misa de cada primer domingo de mes.
El Arquitecto Guillermo Sierra, como apego y devoción hacia el Divino Niño, diseñó la torre de estilo Colonial, Misional, Jesuítico y Chiquitano, logrando concebir una hermosa propuesta que anima a la feligresía a trabajar para lograr verlo hecho realidad.
“Con la bendición y la gracia de nuestro Divino Niño, haremos realidad el proyecto”, señaló la señora Teresa Zambrana, parte del Comité Impulsor. “Estamos trabajando para que todo el material necesario se pueda acopiar lo mas pronto posible”, acotó la Srta. Kitty Rivero.
Sin duda alguna que es un caro proyecto que se hará posible gracias al dinamismo de quienes trabajan por este hermoso lugar.