Pozo del Cura celebró la festividad de su patrona protectora

La festividad religiosa, Concepción de la Virgen María, Pura y Sin Manchas, es una fecha importante para los vecinos de la Comunidad Pozo del Cura, quienes cada 8 de diciembre la celebran con mucha solemnidad.
Cada año, llegan cientos de posocas a ese nativo lugar para participar de los rituales y ceremoniales tradicionales, como también de su peculiar fiesta social, que no olvida sus raíces chiquitanas.
Pozo del Cura se encuentra enclavo en un territorio que colinda con otras comunidades netamente chiquitanas como son  Candelaria y Quituquiña, quienes también celebran su fiesta patronal de una forma similar.
La comunidad cuenta con una población de 12 familias y se encuentra distante a 18 Km. al norte de la Urbe Josesana.
En la Capilla se desarrollaron las celebraciones religiosas, que incluyó una procesión por las calles y alrededores del lugar, mientras que el Galpón Comunal fue escenario del acto protocolar y la fiesta social.
Los actos que se iniciaron con el velorio en la víspera, el descuelgue al amanecer y la celebración de la Santa Misa, continuó con el destape del cántaro de chicha, la bendición de la comida y el ofrecimiento de la comida a los posocas, tradición que ha sido legada por los abuelos de la comunidad y ha sido transmitida de generación en generación.
Una particularidad que se vive en estas tierras es el ofrecimiento de la comida que hacen las 12 familias asentadas en el lugar, a los posokas que llegan a compartir su alegría con los amables comunarios.
Sentados en la mesa el papá y la mamá de cada familia de Quituquiña y Candelaria, reciben los 12 platos de comida ofrecidos por los anfitriones, preparada a base de Puerco, Pato, Tatú, Urina o Anta. El motivo por el cual se ofrece esa cantidad de comida, es porque desde las comunidades vecinas llegan las familias entera a dar riendas sueltas a la alegría por un año más de vida de la población. Los posocas almacenan la comida, en bolsas u ollas para luego compartirlo con los hijos, en el lugar donde se encuentran alojados.
Del mismo modo se comparte la bebida al compás de la tamborita que alegra la tradicional fiesta Chiquitana.
Felicidades vecinos de Pozo del Cura
La mamita de Cotoca derrame a raudales su bendición.

Leave a Reply

%d bloggers like this:

Mega Сайт Площадка