En este momento estás viendo Exigen renuncia del Subgobernador de Ñuflo de Cháves
Exigen renuncia del Subgobernador de Ñuflo de Cháves

La Bancada de Asambleístas Departamentales del MAS IPSP mediante una resolución, pide la renuncia del subgobernador de la provincia Ñuflo de Chávez, Daniel Velásquez, por los hechos registrados el viernes, en el municipio de Concepción.
“Repudiamos las acciones tomadas por el subgobernador de la provincia Ñuflo de Chávez, quien en una actitud humillante y chicote en mano se acercó a amedrentar y amenazar a mujeres y personas de la comunidad indígena ayorea que se encontraban manifestándose sin agradir a nadie, exigiendo su derecho al trabajo y en contra del paro cívico. Por tal motivo exigimos la inmediata destitución de este funcionario designado por el Gobernador del departamento y que se le inicen acciones legales que correspondan”, dice el segundo punto del pronunciamiento.
Los legisladores del MAS, también piden la renuncia del Gobernador Luis Fernando Camacho “ante la incapacidad de gobernar el departamento”, agrega la resolución.
De forma paralela, la asambleista departamental Giliana Etacore, representante del pueblo ayoreo, viene preparando documentación para pedir la renuncia de la primera autoridad de la provincia.
“Se está pidiendo el cambio del subgobernador por decir que los ayoreos son una lacra. La asambleísta está ya haciéndo los documentos. Una autoridad no puede expresarse de esa manera”, afirmó una representante de la organización.

SUBGOBERNADOR ACLARA

Daniel Velásquez, dijo que su autoridad intentó dialogar en primera instancia con los ayoreos que bloqueaban la carretera y que su reacción fue posterior a una agresión que sufrió y al ver que su hijo también era golpeado por turba.
“Hay un video que muestra claramente lo que pasó. Primero me acerco a conversar, pero ellos me dan un palazo y después viene mi reacción”, explicó.
Velásquez, también aclaró que la publicación de un medio televisivo nacional a través de su pagina en redes sociales, donde se muestra la demolición y quema de viviendas, supuestamente en el barrio de la comunidad ayorea, no corresponde a Concepción.