En este momento estás viendo Huellas de DUENDE pusieron en zozobra a Indígenas
Huellas de DUENDE pusieron en zozobra a Indígenas

Era el año 2013, cuando el Cacique General era Don Juan Casupá y el Corregidor Don Ángel Masaí.

En el material que utilizaban los nativos chiquitanos para elaborar las velas artesanales que se reparten gratuitamente en la Semana Santa de San José de Chiquitos, misteriosamente aparecieron huellas de un ente legendario conocido como el Duende.

Los miembros del Cabildo Indígena, quedaron sorprendidos y con cierto temor por la señal que dejó este misterioso personaje, propio de mitos y leyendas de los pueblos del Oriente Boliviano. La creencia popular asegura que es en ser maligno.

Según el entonces corregidor y miembro del Cabildo Indígena de San José, Manuel Ángel Masaí,  todo el material que se utiliza para la fabricación de las velas queda bajo llave, en un cuarto donde ninguna persona puede entrar, salvo su consentimiento. “Fue grande la sorpresa de quienes entramos al cuarto a sacar los materiales, para  iniciar la faena diaria, al ver las huellas del duende en el cebo que se utiliza. Es una cosa extraordinaria porque nunca había sucedido en este lugar algo semejante, no puede ser otra cosa que obra del cuernudo”, manifestó.

La noticia voló rápidamente por calles, corredores y pasillos, lo que provocó que la gente se asome masivamente al lugar para percatarse de lo sucedido.

“Según la costumbre, nosotros hacemos la entrega de las velas a la parroquia al concluir todo nuestro trabajo para que se realice la bendición por el cura párroco, por ahora hemos optado que se nos bendiga todo el material recolectado y facilitado por el Gobierno Municipal, quien invierte presupuesto para que la costumbre se mantenga intacta”, añadió Doña Juana Pinto, principal miembro de las Churapas, grupo de mujeres que viven de cerca las tradiciones josesanas.

San José de Chiquitos es un pueblo legendario que aún mantiene viva las tradiciones, creencias y leyendas de personajes míticos, por tal motivo toda cosa enigmática que ocurre con tendencia sobrenatural, se la considera como cosa del duende, la viudita o el matotonó (malparido).